El entusiasmo de los hinchas peruanos en Schruns es alucinante. Contagiante también. Y es que la selección peruana se acostumbró a no perder desde hace 14 partidos. El último triunfo 3-0 sobre Arabia Saudita no solo ratificó una buena racha desde el 2016, consolidó además una idea sólida de juego colectivo.

“Perú juega como un equipo del primer mundo”, nos comenta Richard, peruano que radica más de 15 años en Italia. “Siempre sigo a la selección por Internet así que ahora estoy aprovechando mis vacaciones para estar con ellos en Schruns. Me vine de viaje con toda mi familia”, agrega.

Doña María, por su parte, es una emprendedora que está rayando con el negocio de mudanzas en Austria. Tiene una importante flota de camiones que cruza Alemania, Suiza, Eslovenia y Hungría. Ella cree que llegamos lejos en Rusia. “Si le ganamos a Dinamarca creo que podemos pasar a octavos, Paolo tiene que seguir anotando goles importantes, lo necesitamos”.